Año 1912


En el año 1912 sale por primera vez Curtidores de Hongos.

Hemos tratado de reconstruir una historia con retazos encontrados aquí y allá; algunos publicados en la prensa, y  otros - ecos del colectivo social -  heredados de nuestros abuelos:
Son tantos los años que han pasado que ya se ha  olvidado las circunstancias de su bautismo.

Juan Pastorino fue quien le eligió el nombre y su primer letrista  fue Miguel Sassarini.
A veces se escucha difusa en la memoria, "que una murga de obreros  canta en un baldío cerca de una curtiembre donde los cueros amontonados, juntan sus hongos".

Fue en aquellas tardes del año 1912 que empezó sus primeros pasos, de la mano de aquellas voces que el tiempo volvió anónimas.
Puesta a caminar recorrió muchos barrios con el nombre de Curtidores de Hongos. En cada uno de ellos otros hombres se arrimaron a cantar alrededor de sus faldas.

Estas primeras murgas, integradas por seis o siete miembros, cambiaban las letras originales de canciones por otras, de tono picaresco.
La murga evolucionó y fue reconocida como una nueva categoría en 1917.

El número de componentes fue creciendo ­ un promedio de 20 integrantes ­ y se comenzó a utilizar el bombo, el platillo y el redoblante. Esta innovación fue obra de José "Pepino" Ministeri quien también impuso la vestimenta del director con frac, levita y zapatillas.

En 1930 se integra a la murga  el inolvidable Carlos Céspedes (1913 - 1989), quien será a lo largo de los tiempos - sin dudas -  su gran director.

"Buenas noches Comisión, con el pelmiso de ustedes
voy a tener la atención de plesentale de lleno
La mulga Los Cultidoles de Hongos, de las buenas, la mejol..."

Curtidores de Hongos, Presentación 1932. Pliego suelto, Biblioteca Nacional de Montevideo, Fondo Sala Uruguay, Caja 158A.

Curtidores ganó el primer premio en los años 1922,1923,1924, 1925, en 1926 no hubo carnaval debido a una sucesión de tormentas. Ese contratiempo climático quebró el quinquenio de la murga, que hubiera sido la primera y la única en conseguirlo.

Chorra, me afanaste hasta la sal
Por eso me encuentro muy ofendido
Al espiantarme la sal
Me dejastes desabrido
Lo que más bronca me da
Es la sal fina y la gruesa
Si a un Inglés yo me lo pesco
Le arranco hasta la cabeza.

Curtidores de hongos, 1932. Pliego suelto, Biblioteca Nacional de Montevideo,
Fondo Sala Uruguay, Caja 158A.

En los años cincuenta "Curtidores de Hongos" reflotó los instrumentos de viento y los adicionó al bombo, platillo y redoblante, mejorando sensiblemente el espectáculo, aunque su ejemplo no tuvo mayores adeptos y, finalmente los abandonó.
Obtiene un primer premio de campanillas de la manos de Eduardo " Tornillo " Gamero como letrista.

Siempre fue una murga innovadora. En el 1950 Carlos Céspedes alma máter del grupo, salió con una sartén que golpeaba incluyéndola en la batería. Después salieron con trompetas, treinta años antes que la BCG. En el, 60 cuando vino la televisión pusieron sábanas que cubrían toda la boca del escenario y actuaban gran parte del espectáculo al trasluz, como sombras chinescas. También los materiales eran atípicos. Un año usaron abanicos de plumas, otro objetos de mimbre etc.

 

 Carlitos Céspedes (al centro) rodeado por los murguistas

 

Cuando termine la fiesta
y se marchen los gitanos
juntemos fuerte las manos
en un saludo cordial
esta canción al carnaval
Y prometemos que nunca
habrá pena ni dolor
donde estén los Curtidores
cantandole al carnaval
Salud Salud
pueblo oriental
hay que reir
hay que llorar
que mientras reine
la algarabía
habrá alegría y buen humor

Extracto de Retirada 1951, Los Gitanos

Carlitos Céspedes, fue el creador de la Retirada Los Gitanos, 1951;  Saludo al Pueblo Oriental, 1951; Presentación, 1962; Cuplé, 1965 - Lo mismo que usted -  y Salpicón de Hongos, 1965.

Hay una bomba famosa
Que al mundo hace temblar,
Se llama H, que es muda y no ha de hablar.
Pero esa bomba inventada
Después de mucho insistir,
Salió sonoro y se llama popurrí.

(Curtidores de Hongos. Juan C. Pose. Carnaval de Montevideo. Uruguay. 1954)

curti1956.jpg (10125 bytes)

Fotografía de Héctor Devia, premiada como mejor foto del  Carnaval 1956.
(Derechos reservados por su autor)

En el año 1963, obtiene el 4to. premio,   con textos de Carlos Modernel - el Dios Verde- quien también le escribiera en ese año al 1er y 2do. premio de la categoría.

"Araca la Cana" también marcó un cambio trascendente para la categoría y para el Carnaval, en general. Hasta su irrupción en el reinado de Momo, era habitual que los conjuntos subieran a los tablados y escenarios y realizaran su actuación de frente al jurado y ... ¡de espaldas al público!. Parece extraño pero, era así. Los integrantes del Jurado se sentaban cómodamente contra el fondo o telón del escenario y luego subía el conjunto para actuar ante ellos, "Araca la Cana" rompió la tradición y decidió cantar "de cara al público" y de "espaldas al jurado", surgiendo a partir de ese instante la leyenda de sus constantes enfrentamientos con los encargados de impartir la justicia.

En 1969, José "Pepe Veneno" Alanís concibe a "La Soberana" quien aporta a la murga en general   la coreografía y un cuidado movimiento escénico, abriendo un nuevo surco, el cual sería transitado por los restantes conjuntos, también se preocupó por lograr una perfecta vocalización que permitiera un correcto entendimiento de los versos entonados por el coro.

En 1975, con Carlos Modernel como letrista y codirector, Curtidores de Hongos obtiene el 5to. Premio de la categoría.

En 1976 junto a Pepe Gares,  obtiene  el 13 er. Primer Premio de su categoría, premio que no volvería a obtener hasta el año 2004.

En el año 1977, obtiene el 3º premio, donde nuevamente Carlos Modernel es letrista y codirector; en este año es declarado "letrista agraviante" al gobierno constituido por la Comisión de censura del gobierno dictatorial, que rechazó los tres libretos que para distintas categorías había escrito en ese carnaval.
También le escribió en el año 1978.

cen.jpg (25812 bytes)

Parte del libreto de Curtidores de Hongos censurado en el año 1977
Museo I.M.M.

En la década de 1980 la corriente denominada canto popular le dio nuevos impulsos a la murga. Aparecieron títulos de gran arraigo popular como La Reina de la Teja y Falta y Resto y se revitalizaron otros como Araca la Cana y Los Diablos Verdes, que prolongaron sus actuaciones a todo el año.

Curtidoresdehongos.com.uy © 2011